El Diario De Adriana, Stories

Hablemos de ese sombrero de paja más bonito del mundo

COMENTARIOS
Ago 24, 2018 by Adriana

Canotier: Sombrero de paja de ala plana y copa baja cilíndrica rodeada por una cinta de seda. Si buscamos una definición de este artículo nuestro bff en la era 2.0 –es decir Google– encontraremos la frase anterior, pero si me la preguntan a mi, no es otra cosa que el sombrero de paja más bonito del mundo.

Si hay algo tan deseado como necesario en el armario de una mujer –no, no solo los bolsos– son los sombreros. Sobretodo en la época de verano. Son perfectos para cualquier ocasión, incluso para las bodas; además protegen del sol y son accesorios susceptibles de adaptarse al medio, un complemento deseable con un abanico de opciones infinito que busca agradar a cada persona y estilo. Dicho esto, debo confesarles que tengo mi preferido, sobretodo porque entre las diferentes opciones del mercado es la que va más con mi estilo clásico y femenino: el sombrero canotier.

La verdad es que amo los sombreros, podría decir que tengo una pequeña obsesión con ellos, casi tanto como los bolsos –si lo han notado el Zenú Bag está inspirado en el sombrero vueltiao–. Tengo muchos, pero siento una especial pasión por este modelo, y creo que se debe a su cercanía con la industria cinematográfica. Les cuento un poco…

El canotier fue creado en 1880 y era popularmente conocido como el “sombrero del navegante”, propio de los gondoleros de Venecia, y llegó a América gracias a los inmigrantes italianos. Pero también era símbolo distinguido de los estudiantes de Oxford, una dualidad bastante llamativa. Su boom llegó a finales del siglo XIX y a principios de siglo XX, cuando se convirtió en la opción preferida del verano y conquistando a la clase media,volviéndose indispensable en las excursiones del fin de semana, comidas campestres, y acontecimientos más formales.

Con el tiempo, el canotier fue utilizado por todas las clases sociales, adoptando famosamente el nombre de “el sombrero de la gente”. Y a diferencia de lo que se conocía al principio, no solo era el favorito de los actores en musicales de vodevil, sino que también fue pensado para para completar la indumentaria de los agentes del FBI en tiempos de pre-guerra. En la gran pandalla, el canotier era favorito de actores como Gene Kelly o Fred Astaire, lo cuál aumentó su popularidad entre el público americano. ¿Un poco de historia no está mal, no?

Desde sus inicios este modelo de sombrero es fabricado en paja, por lo cual es considerado generalmente como un sombrero de clima cálido. Sin embargo, sabemos que en la moda las reglas es que no hay reglas, por eso con el paso del tiempo se ha convertido en una pieza de transición, acorde para llevar en primavera, verano y la época transcicional, es decir el entretiempo.

Durante esta temporada no podía dejar de llevarlo y mucho menos de capturar momentos con él. Fui de paseo a la Plaza Mayor (en Madrid, por supuesto) con un vestido de mi adorada diseñadora guatemalteca Lia Cohen, una ligera chaquetica firmada por COS, gafas redondas de Miu Miu, tenis blancos de Adidas, el Zenú Bag de Adriana Castro, y por supuesto, un sombrero canotier perfecto para el implacable sol.

Fotos: Paola García Martelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You have been successfully subscribed