Fashion Report, Moda

La boina clásica es el nuevo canasto de paja

COMENTARIOS
Sep 19, 2017 by Gisella

©Vogue España

Cuando las imágenes del street style hablan es imposible silenciar el murmullo. Instagram, así como los estilismos que se pasean por las calles de las capitales de moda más importantes, se han convertido casi que en la principal herramienta para vislumbrar las tendencias que llevaremos, y estas semanas de la moda no han sido ajenas a la regla. La famosa boina clásica francesa es el nuevo objeto de deseo de bloggers, influencers y fashionistas más respetadas del globo. El complemento parisino por excelencia es el nuevo encargado de completar los looks más effortless o elaborados, de noche o de día, y nosotras te enseñamos a llevarlo.

Con vestido largo

Hay estilismos que rompen las reglas, como este, de un vestido largo con escote en la espalda, tacones de aguja y una boina negra, todo firmado por Dior. A primera vista puede parecer imposible, pero llevar este complemento para una ocasión formal y nocturna también es una buena opción, porque no olvidemos que a pesar de ser un sombrero, es el ‘french touch’ garantizado más elegante de todos.

© Diego Anciano

Roja y con traje

Mezclar una boina clásica con un traje de chaqueta parece tarea complicada, sin embargo el secreto está en los patrones que ambos llevan. La primera puede teñirse de un color, en este caso rojo, mientras que el conjunto a cuadros grises se convierte en el elemento de la fórmula ganadora ideal. ¿Un plus? Que el traje sea tan rompedor como hipnótico con una nota trasera en la parte superior.

© Diego Anciano

Con pantalones de denim

No hay tendencia que el imbatible denim no pueda soportar o adaptar, y esta no es la excepción. El French chic se despliega en este look todo su potencial combinando un pantalón de denim, con camisa de terciopelo negra con detalle blanco en el cuello, gafas blancas, labios rojos y una boina negro a juego. Voilá!

Con mallas, botas y camisa

El espíritu y aura grunge también aceptan otras tendencias en su universo, hasta algunas que parecen incompatibles desde cualquier foco, como este que está lejos de la esencia parisina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You have been successfully subscribed