Los SAG Awards también son joyas

Puede que Amanda Peet no haya sido una de las mejor vestidas de la alfombra roja, pero lo cierto es que sus aretes en forma de argollas firmados por de Marc Jacobs, nos hicieron suspirar.

Y las joyas de Tiffany & Co. llegaron de la mano (literalmente) de Clare Danes. La actriz de Homeland combinó su vestido azul de Stella McCartney con una pulsera a juego de la firma joyera.

Apareció Viola Davis y nos enamoramos de un flechazo. La actriz, que se alzó con un premios SAG por su interpretación en la serie ‘How to Get Away With Murder’ acompañó su vestido de Zac Posen con un brazalete del mismo tono, de Buccelatti.

El poder que tiene un ‘earcuff’ es incomparable. Grandes o pequeños, lo cierto es que siempre atraen todas las miradas. ¿Lo más importante? Van con todo. Eva Longoria se decantó por uno de esmeraldas firmado por Lorraine Schwartz.

Una de las tendencias en la alfombra roja de los SAG Awards fueron los trajes de inspiración griega. Pero la cosa no quedó ahí. Las joyas también rindieron culto a los dioses del olimpo; Laura Prepon y su anillo de Forevermark, fueron el mejor ejemplo.

Porque si hablamos de blanco y negro, hablamos de Chanel. Julia Louis – Dreyfus fue la encargada de llevar las ensoñadoras joyas de la firma francesa, decantándose por un collar de lazo en diamantes.

El diseño de Alessandro Michele sentenció a Nicole Kidman a estar en la lista de las peor vestidas de la noche; sin embargo, las joyas de Fred Leighton fueron otra historia. El colgante que adorna el escote de la actriz fue una de las joyas más aplaudidas de la noche.

La complicidad que tienen cada uno de las partes que forman los looks de Saoirse Ronan es asombrosa. ¿La meta? Conseguir un look angelical y muy femenino. ¿Los mejores aliados? Unos aretes de Forevermark, un traje rosa de Michael Kors y ‘bun’ a medio hacer.

Hay ‘statements pieces’ que nos hipnotizan. Eso fue lo que pasó con Sofía Vergara y su collar firmado por David Webb. No solo el gran tamaño del mismo nos conquistó, si no, el diseño y formas grabadas y talladas en él.

Sansa Stark, o mejor dicho Sophie Turner, apostó por el minimalismo. Y es que la actriz de Game Of Thrones rindió culto a las estrellas con estos sencillos aretes de Chanel.

Colgantes, pulseras, pendientes y hasta ‘earcuff’. En la noche del cine y la televisión las estrellas brillaron más que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram

Instagram no ha devuelto un 200.

@eldiariodelamoda

You have been successfully subscribed