Las novias de la Alta Costura se tiñen de blanco

Las novias más femeninas y románticas prefieren las telas plisadas. Alexis Mabille apuesta por usarlas en un traje con forma de túnica con terminación ‘frayed’, o lo que es lo mismo, deshilachadas.

Pocas novias se atreven a llevarlos, pero lo cierto es que los pantalones han cobrado cada vez más fuerza dentro del terreno nupcial, gracias a su versatilidad, comodidad y vanguardismo. ¿Quién no pensó en Carrie Bradshaw cuando se topó con este look de Zuhair Murad? Pantalones que dejan al descubierto el tobillo y de los que salen una falda XXL, un top de encaje y un abrigo corto. ¡Voilà!

No hay dudas de que los escotes súper profundos son una de las apuestas más fuertes para la primavera. Ya los hemos visto en todas las alfombras rojas de esta temporada de premios y ahora son las aberturas estratégicas que lideran las colecciones Haute Couture. Las seductoras y misteriosas novias de Versace apuestan por ellos y los combinan con sandalias del mismo tono y ‘body chains’.

Mientras que en su colección ‘pret a porter’ Valentino apostaba por la estética más étnica de todas, con su última colección de Alta Costura no dejó duda alguna que en el terreno nupcial la firma italiana rinde culto a las diosas del Olimpo. Transparencias, telas livianas y veladas, sandalias planas y body chains, son algunas de las preferencias de Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli.

Desde que en los Oscar del 2012 Gweneth Paltrow apareció en la alfombra roja con un traje blanco de capa firmado por Tom Ford, sabríamos que las capas se convertirían en una tendencia nuevamente. Stephane Rolland es una de las que temporada a temporada las adapta a sus colecciones. Esta vez vistió a su novia con un traje blanco con panel transparente, apliques y una capa de un solo hombro.

Para las ‘Brides to be’ escoger relieves y colores para sus trajes es una oferta muy original, pero muy poco tentadora. Sin embargo, la nueva propuesta de Schiaparelli las invita a apostar por ambos en un mismo ensamble. Un ensoñador vestido con bordados de porcelana y una mini chaqueta en ‘pailettes’ que dibuja en ella frutas y flores de muchos colores.

Si tuvieramos que describir el uniforme al que recurren las mujeres para sellar sus finales felices, sin pensarlo dos veces tendríamos que hablar de las faldas largas estilo princesa. Así es, las novias aún sueñan con ser princesas. ¿El encargado de reeditarlas esta primavera? Giambattista Valli. El modisto vuelve a apostar por las faldas XXL combinadas con camisas brillantes.

Las princesas modernas de Elie Saab no solo saben de brillos y extravagancias. La nueva novia pensada por modisto libanés se enfunda en metros y metros de encaje y se adorna con delicados cristales. ¿El toque final? Una tiara.

La primera colección sin Raf Simons frente a la dirección creativa de Dior dio mucho de qué hablar. No sólo porque la estética ‘lady like’ que caracteriza a la mujer Christian Dior quedó destinada a los encajes, si no, porque la inspiración nupcial de la firma fue más minimalista que nunca.

Las novias de Chanel son las más esperadas de la jornada de Alta Costura. El káiser siempre proclama la flexibilidad de los códigos nupciales y esta vez no fue la excepción. Para sellar su historia de amor, la mujer de Chanel se decanta por un diseño muy Zen; una red se teje en el cuerpo y sus mangas y cola se deshacen en flecos. ¿El final perfecto? Un detalle de piedras en la parte superior.

Clásicas, con pantalones, con capas y de escotes profundos. Los códigos nupciales se reeditan en formas pero respetan su herencia.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram

Instagram no ha devuelto un 200.

@eldiariodelamoda

You have been successfully subscribed