Una actriz, un vestido. ¡#Oscars2018!

Zendaya no estaba nominada en ninguna categoría, sin embargo es una de las ganadoras indiscutibles de la alfombra roja de los #Oscar2018. La cantante y actriz lució un diseño asimétrico y con mucho vuelo, firmado por Giambattista Valli.

Nicole Kidman le puso drama a una noche en la que el blanco fue protagonista. La actriz llegó con poderoso vestido –de Armani Privé– con escote de corazón teñido de azul klein con un lazo XL que detuvo varias respiraciones. Wow!

Paz Vega sorprendió con un diseño tan arriesgado como impactante a partes iguales. El diseño de estampado oriental y cola de cuadros, era firmado por Christopher Bu.

Sí, todas soñamos con envejecer como Jane Fonda y poder hacer parte del #BalmainArmy a los 80 años.

El estilo flapper del 2018 se reinterpreta en un traje metálico de Givenchy Alta Costura 2018. ¿Quién lo lució? Nadie más que la mujer maravilla o lo que es lo mismo, Gal Gadot.

Otra que nos enseña que la moda no tiene edad, es la siempre perfecta Merryl Streep. La nominada a Mejor Actriz Principal escogió un diseño de Dior.

Sandra Bullock y su vestido de cuello halter en degradé metálico firmado por Louis Vuitton, hizo disparar todos los flashes –y también nuestros corazones–. Completó el look con clutch y zapatos de Jimmy Choo.

Margot Robbie es la nueva embajadora de Chanel, y por lo tanto escogió un vestido firmado por la icónica maison francesa. ¿Lindo? Sí, muchísimo. Sin embargo esperábamos más riesgo.

De Wakanda a la alfombra roja de los Oscars. La actriz Lupita Nyong’o, quién interpreta a Nakia en Black Panther, se decantó por un diseño dorado y negro de Atelier Versace.

Luego del traje Dior rosa que lució en 2015 para recoger su Oscar como Mejor Actriz en 2016, siempre esperamos mucho de Jennifer Lawrence; y esta vez no nos decepcionó. Para esta nueva versión de los premios lució un diseño color ocre la colección pre-fall de la firma.

Armani Privé fue el verdadero ganador de la alfombra roja este año. Una de sus musas fue Allison Williams, quién lución un diseño nude de organza. Nos gustó, sin embargo no pudimos evitar pensar en Cate Blanchett cuando lució un diseño similar en 2014.

Emily Blunt no escogió blanco o nude, sino un azul grisáceo muy ensoñador. La actriz lució un vestido de Schiaparelli con hombros y cuello altos, de Schiaparelli.

Soirse Ronan fue nuestra favorita en esta nueva temporada de premios. Tanto, que algunos la llegaron a catalogar como la nueva Cate Blanchett, y no se equivocaban. Sin embargo este diseño de Calvin Klein fue uno de los menos amados de la noche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You have been successfully subscribed